Startup Weekend Sevilla Educación 2017: primera experiencia

Startup Weekend Education Sevilla 2017

Startup Weekend Sevilla Education 2017 fue una verdadera experiencia para mí. Siempre había querido ir a uno de estos eventos y nunca me había atrevido a asistir: ¿estaría tirando los 40€ a la basura?

Mi amigo Luis Rull me sirvió como consejero y me recomendó la experiencia. Eso sí, me advirtió que iba a currar mucho en equipo. Reconozco que eso me daba un poco de miedo: trabajar en equipo con extraños después de tantos años trabajando en solitario o con un grupo consolidado.

El evento tendría lugar en el Colegio San Francisco de Paula (otro evento en el centro de Sevilla, ¡necesitamos hacer algo en el Aljarafe!) y duraría desde la tarde del viernes hasta la noche del domingo. Preparé perfectamente la agenda (los autónomos no descansamos en verano) y del 7 al 9 de julio dejé todo despejado.

Startup Weekend Sevilla Education 2017: viernes

Mi llegada no fue demasiado positiva. Tras la pertinente gymkana para ir desde el Aljarafe hasta el centro de Sevilla, me encontré en el evento con el típico juego para cortar la tensión y empezar a conocer gente. Mi naturaleza antisocial no me permitió jugar y comencé a observar a los participantes.

Allí encontré a mucha gente conocida que formaba parte de la organización, eran mentores o participaban como yo en el evento. Algunos ya llevaban muchas Startup Weekend Sevilla, para otros era la primera vez. El caso es que sin darnos cuenta, todo comenzó: unas 30 personas subieron al escenario a plantear proyectos y luego nos pusimos a votar, mientras merendábamos.

Tengo que reconocer que me quedé perplejo con algunos proyectos: la mayoría pecaban de una exagerada necesidad tecnológica, en su mayoría de software. Sin embargo, quienes presentaban los proyectos carecían de tal capacidad y buscaban a alguien o un grupo técnico para realizarlos. El caso es que antes de que subieran esas casi 30 personas, se nos había avisado que esa idea de negocio debería tener un producto mínimo viable para el domingo por la tarde. Es decir, presentábamos el gran proyecto, y como entrante, el domingo, demostrábamos que teníamos una versión previa mínima que ya funcionaba. O al menos, eso entendí yo.

Si la mayoría de proyectos orbitaba alrededor de la realidad virtual, la realidad aumentada, las webs multidispositivo, las apps multiplataforma, el análisis de datos en masa, etc., ¿cómo demonios se iba a hacer eso desde cero para el domingo? Comencé a pensar que los diseñadores y desarrolladores seríamos mayoría, y que mi nivel de programación (no es mi especialidad) quizá fuese bajo. Sin embargo, me encontré todo lo contrario, los que nos dedicábamos al diseño y desarrollo web éramos muy pocos; había algunos marketeros, pero el resto no tenía nada que ver con los requerimientos que demandaban los presentadores de las ideas.

Tras elegir un proyecto en el que ingresar, nos dimos cuenta que no llegábamos al mínimo de participantes en el proyecto: dos besos y una despedida. Así que elegí otro: un proyecto para que los padres pudieran enseñar inglés desde su propio hogar a sus hijos pequeños, a través de una wep/app. Es decir, hacer una actividad familiar del aprendizaje del inglés, sin necesidad de tener que llevar a los hijos a ningún sitio, y con un mayor control. La idea era básica: crear una web/app, dotarla de contenido, hacer un membership site (para monetizarla) y tratar de hacer que todo fuera numéricamente correcto, con un estudio de mercado y un plan de empresa.

Startup Weekend Sevilla Education 2017: sábado

La verdad es que avanzamos mucho el viernes. Ya teníamos web, quedaba crear e insertar el contenido. La validación iba por buen camino, y quedaban los números y la presentación. El sábado trabajamos muchísimas horas seguidas (desde las 09:00h hasta las 00:00h), sin embargo, no me había reído tanto en mucho tiempo. Me lo pasé genial. El ambiente de trabajo era el mejor que recordaba en mi vida profesional.

El objetivo era tener un producto mínimo viable para el domingo, todos lo entendimos igual. Por ese motivo, los contratiempos eran duros: como tener que crear contenido propio y descartar contenido ya creado (con el consiguiente aumento de la inversión, que hizo cambiar completamente el plan de empresa y la web) y el cambio de nombre del proyecto (cambio de logotipo, cambios en la web…).

Made in Family - Startup Weekeend Education Sevilla 2017

El sábado mostramos como iba el proyecto a los mentores, y la cosa no iba mal. A última hora de la tarde, Javier ya estaba cuadrando números con Charo y la validación de Beñat nos daba opciones de viabilidad. Andrea grababa audios y vídeos, mientras Rosa y yo tratábamos de darle sentido a la experiencia de usuario en la web, insertando contenido.

Startup Weekend Sevilla Education 2017: domingo

El domingo me levanté temprano y en casa monté todo el membership site, ajusté el medio de pago para testing y comencé a realizar las primeras pruebas con usuarios ficticios: ¡funcionaba! La web cerraba contenidos a los usuarios que no pagaban la suscripción, y además nos daba datos de facturación, informes de suscripciones, etc.

Prácticamente nos quedaban los detalles, crear la presentación y terminar los números. Íbamos realmente bien de tiempo, teníamos el producto mínimo viable. Era básico, pero funcionaba. Era una primera etapa del gran proyecto, era el avance de la gran idea.

En ese momento comenzamos a pensar cómo irían los demás grupos. Yo me moría por ver las apps de las ideas más tecnológicas. Claro, habían presentado proyectos de una dificultad técnica enorme. Ahí fue cuando me di cuenta que la base técnica de la mayoría de proyectos o no estaba creada, o estaba en pañales. En el mejor de los casos hacían una simulación de la aplicación, casi como un teatro. Algo ya no me cuadraba y lo hablamos en el grupo. ¿Habíamos hecho lo correcto?

Había que hacer un ensayo de la presentación del proyecto ante los mentores. Fuimos con todo prácticamente terminado. Y ahí me llevé el segundo descuadre del día: el jurado no tendría acceso ni a la web, ni a los números… sólo a 5 minutos de presentación y a 3 minutos de preguntas. Si ahí salía la web o los números, pues se mostrarían; pero los miembros del jurado no podrían estudiar o revisar nada: todo era la presentación.

Y en esas fue pasando el tiempo y llegamos a la presentación de los proyectos. Enseguida me di cuenta que los equipos que presentaban antes, hacían más hincapié en la idea que en lo realizado. La grandes ideas del primer día seguían ahí, pero estaban casi igual de desarrolladas que en la presentación del viernes. Comencé a advertir a Rosa y a Charo que nos la íbamos a pegar seguro. Nuestra idea era menos “megalómana” que la mayoría y además el producto mínimo viable la hacía menor. Nuestros puntos fuertes (tener ya la web, la validación y los números) no estaban siendo cuestionados por el jurado.

Tras la presentación y las preguntas del jurado, nos fuimos de cervezas y hablamos del tema. Quedaban 30 minutos para conocer el fallo del jurado, pero lo teníamos clarísimo. Había proyectos que en la teoría del viernes eran de realidad virtual y en la práctica del domingo eran “El Rincon del Vago”. Otros simulaban su utilización y no tenían nada desarrollado. Sin embargo, el jurado no se fijaba en eso. Estaba claro que la habíamos cagado, habíamos pagado la novatada. Era nuestra primera Startup Weekend Sevilla y nos habíamos columpiado.

Made in Family - Esperando el veredicto

Asistimos tranquilamente a la entrega de premios, nos fuimos a cenar, analizamos el fin de semana, nos fuimos a la fiesta y nos despedimos. No hemos perdido el contacto y quién sabe lo que nos puede deparar el futuro.

De ella nació la idea. Ella conocía el método y la metodología para enseñar inglés. También se encargó de crear el material de prueba.
Andrea Startup Weekend Education
Andrea
El alma del equipo
Prima de Andrea. Vinieron desde Valencia para acudir al evento. Se encargó de coordinar todas las áreas y de trabajar en la parte numérica.
Charo Startup Weekend Education
Charo
La jefa
Trabajó en todas las áreas del proyecto y fue la persona con la que más colaboré para realizar los tests de experiencia de la web.
Rosa Startup Weekend Education
Rosa
El pegamento
Marketero de lujo, se encargó de la parte de validación, realizando encuestas y también la parte relacionada con las redes sociales. Fue quien elaboró la presentación final.
Beñat Startup Weekend Education
Beñat
El estadista
El encargado de cuadrar los números del plan de empresa. Incluso se dedicó a calcular los distintos ratios económicos y financieros.
Javier Startup Weekend Education
Javier
El contable
Me dediqué a preparar un hosting, diseñar y desarrollar una web a toda velocidad, subir el contenido y monetizarla con un membership site.
Rafa Startup Weekend Education
Yo
El hater