Google Tag Manager: Qué es y para qué sirve

Google Tag Manager qué es

Google Tag Manager es el gestor de etiquetas de Google y tiene muchas más funcionalidades de las que te imaginas. Es tan complicado entender qué es y para qué sirve, que necesito toda tu atención para que lo pilles a la primera.

Un administrador de etiquetas tiene como objetivo crear un lugar donde se vayan insertando todas las etiquetas de seguimiento de nuestro sitio. Hablamos de insertar de manera conjunta y ordenadas scripts personalizados de Google Analytics, de Google Ads, de Facebook Ads…y de casi cualquier herramienta. Por si fuera poco, Google Tag Manager nos permite poder llevar al límite las utilidades insertadas, gracias a una personalización muy alejada de la instalación básica, que permite conocer detalles increíbles de un ecommerce o tienda online.

Google Tag Manager funciona de manera externa a nuestro sistema. Se coloca un código en la web o app, y se empieza funcionar en remoto con la interfaz de Tag Manager, dentro del entorno Google. Esto permite que el departamento de marketing no necesite al departamento de IT o un programador para ir añadiendo, quitando, probando y perfilando una determinada funcionalidad relacionada con la herramienta.

Por tanto, Tag Manager es una herramienta gratuita que facilita muchísimo la inserción de scripts, principalmente de analítica digital avanzada, en nuestro sitio web. Está disponible desde finales de 2012 y ahora mismo es indispensable para muchas agencias de marketing.

¿Para qué sirve el Administrador de Etiquetas de Google?

Inicialmente se creó para que los marketeros tuvieran independencia de los programadores a la hora de obtener datos de analítica avanzada de un sitio. Realmente, esos programadores tampoco eran capaces de conseguir los datos necesarios de forma rápida y correcta.

Hoy día, Tag Manager es la forma más limpia de insertar gran cantidad de códigos en nuestro sitio, de hacer configuraciones de analítica avanzada, de forma rápida y precisa.

Google Tag Manager para que sirve

¿Cómo funciona Tag Manager?

Al igual que la mayoría de servicios de Google, Tag Manager no está activado por defecto. Debemos registrarnos con nuestra cuenta de Gmail y así se creará nuestra primera Cuenta de Tag Manager. Una vez creada pasaremos a obtener nuestro primer Contenedor, que básicamente es el código para una web o app. Ese código está inicialmente vacío y comunica nuestro sitio con la interfaz de Tag Manager, y lo podremos rellenar desde este entorno, sin volver a tocar el código.

Este código del contenedor es muy parecido a otros códigos externos que insertamos en la web. Se recomienda colocar antes de la apertura de la etiqueta body de HTML. Si estamos con WordPress, lo mejor es hacerlo con un plugin como Google Tag Manager for WordPress. Así que si una empresa tiene varias webs, tendrá sólo una Cuenta de GTM y varios Contenedores.

Tag Manager permite configuraciones avanzadas, por lo que no sólo admite tener las típicas etiquetas de Google Analytics, también permite profundizar en las personalizaciones. Para ello dispone de Activadores (triggers) que permiten o no ejecutar el código. Por ejemplo: el típico código de Analytics debe ejecutarse en todas las páginas, por que el activador será Todas las Páginas; sin embargo, si queremos medir cuando alguien pulsar un botón, el activador será cuando alguien pulse el botón que tiene una determinada clave, tiene un determinado texto…

Por si fuera poco, existen Variables que nos pueden dar más datos. Estas variables se cargan con cada evento que sucede en nuestro sitio, y vienen de los elementos cargados en la página dentro del DOM. Además, podemos añadir más contenido para capturar más datos. El Data Layer es un archivo JSON que prácticamente funciona como una red de pescar que captura cualquier dato que veamos en pantalla.

Componentes de Tag Manager

Como hemos comentado Tag Manager tiene tres partes diferenciadas para que configuremos nuestro código a insertar en el contenedor:

  • Etiquetas: suelen tener nombre de marca. Por ejemplo: Google Analytics, Seguimiento de Conversiones, Remarketing…o puede ser un código personalizado que queramos incorporar. Básicamente nos indica dónde vamos a ver el reflejo de lo que vamos a hacer. Además nos permite añadir opciones como el ecommerce avanzado y otras tantas.
  • Activadores: las reglas que permiten o no que la etiqueta anterior se active o no. Puede ser en todas las páginas, cuando se envíe un formulario, cuando se pulse en finalizar compra y todo salga correcto…
  • Variables: son valores que aparecen en la web que se pueden añadir a las Etiquetas y a los Activadores. Por ejemplo, cantidades de productos, precios…Se crean y se cargan en tiempo de ejecución y son realmente útiles.

Diferencia entre usar o no Google Tag Manager

  • Si no usamos Google Tag Manager, deberemos tocar el código de nuestro sitio, cada vez que queramos añadir un nuevo código de seguimiento a la web. Sin duda, es la ventaja más conocida.
  • Probablemente, las tareas de inserción de código se tendrán que realizar desde distintos perfiles. Ese management queda muy reducido gracias a GTM, y cualquier agencia de marketing puede realizar este trabajo.
  • Si no disponemos de un plugin específico, es posible que tengamos que tocar todas las páginas para personalizar su código. Es decir, si queremos capturar el click de Añadir al Carrito, tendremos que añadir ese código en cada página que aparezca ese botón. Un buen plugin que añada el datalayer dinámico nos multiplica las opciones en el comercio electrónico.
  • Las configuraciones avanzadas viene ya prediseñadas para personalizarlas en la interfaz. Sin ella, toca hacer todo esto a mano, lo cual es muy complicado en un tienda online, por ejemplo.
  • La integración entre Google Tag Manager, Analytics, Ads… y el resto de la suite es casi perfecta. La integración entre Tag Manager y otros productos de terceros es igualmente magnífica.
  • Todos los scripts se cargan de manera asíncrona, lo que permite que aunque empeore la valoración de algunas herramientas de WPO, estos códigos no ralentizan la web.
  • Sistema de previsualización del código y se control de versión, por lo que si el sistema ya era seguro, ahora lo es mucho más.