Radio Rafaldo, así era, narrando desde casa y desde la carretera

Radio Rafaldo Rafa Ramos

Radio Rafaldo nació con la necesidad de dar cobertura a aquellos partidos de baloncesto que no podían ser vistos por televisión. En 2007 el vídeo por Internet estaba dando sus primeros pasos, y todavía no había muchas emisoras de radio online en España, y mucho menos especializadas en deporte. Nos movíamos en un nuevo terreno para todo el mundo, gracias a una antena parabólica, un motor, un blog y poco más.

Tras muchas pruebas desde casa, con decenas de testers y miles de ajustes de sonido, pasamos de emitir cada fin de semana dos partidos NBA desde una habitación, a retransmitir desde las canchas ACB de casi toda España. Incluso viajamos a Estados Unidos como emisora acreditada por la NBA, para dar cobertura al All-Star Weekend, pero eso ya lo contaremos en otra ocasión, con muchos detalles. Lo realmente increíble era la calidad de sonido, comparable a cualquier emisora FM, algo que todavía muchas emisoras online siguen sin conseguir, sobre todo las que emiten eventos en directo.

En aquellos maravillosos años tuvimos la suerte de colaborar con personajes notables en el panorama de la canasta actual, como Matías Castañón, Javi Gancedo, Mario Gómez… y muchos otros. Cada fin de semana estábamos madrugando para llegar pronto a la cancha y hacer pruebas de sonido, narrar el partido y grabar la rueda de prensa. Sin la ayuda de Elisa Parra, José Luis Sosa y Alberto Valle, esto hubiera sido imposible de realizar, y seguro que me dejo también fuera a mucha otra gente que aportó su granito de arena como Álex Vercher en Valencia o Carlos Peña en Málaga.

Desde el principio la aceptación fue brutal, muy por encima de lo esperado. En aquellos tiempos resultaba caro dar servicio por streaming a los oyentes, pero de los 25 iniciales que testaron el producto, pasaron a 50, a 100, 200, 500… Estábamos bastante sobrepasados, y cada nueva emisión suponía un nuevo reto, aún con la falta de patrocinios. Fue sorprendente contar con un nutrido grupo de control de emisión en los foros con grandes amigos como Isabel Blue, Aleksinas, Crisvale o Alfredo Domínguez. Habíamos comenzado esto como diversión, y la cosa se llegó a poner seria, porque incluso otros medios hacían las crónicas a partir de nuestras narraciones.

Durante el verano de 2010 comenzamos a probar lo que denominamos “Tele Rafaldo” donde emitimos partidos preparatorios de selecciones para el Campeonato Mundial FIBA 2010. En este caso y gracias a una antena parabólica narramos diversos partidos a través de un blog con un chat en vivo para recibir los comentarios de los espectadores, teniendo una repercusión en audiencia que nunca hubiéramos podido imaginar: partidos seguidos en directo con picos de más de 1200 espectadores en horarios de mañana o de más de 3000 personas en el caso de selecciones de mayor repercusión en horario de tarde.

En este caso, la audiencia era internacional, mayoritariamente europea, destacando estonios, griegos o alemanes. Al ver la repercusión, tuvimos que improvisar la narración en español con el chapurreo en inglés para preguntar a la audiencia desde dónde nos veían o sus preferencias musicales. En el caso de la música, en principio improvisamos con las canciones eurovisivas y fue legendario cuando en el descanso de un Australia-Eslovenia Elisa, con total falta de vergüenza, tomó el micrófono para cantar “El clavel” de la más grande: Rocío Jurado.

También recordamos de manera muy especial a unos muchachos griegos que se convirtieron en asiduos a nuestras emisiones. Uno de ellos, en un alarde poético y creo que de la mano del traductor de google nos envió una poesía por el chat que finalizaba con algo así como “la radianta luna”. Comencé entonces a denominar cada jugada como “radianta” y de ahí el cachondeo y la risas de los amigos españoles, destacando Isabel Blue, muy cómplice en todas estas locuras y administradora del chat de Tele Rafaldo. Seguro que al leer estas anécdotas también recordará aquella tarde que la dejamos “a los mandos de la nave” con una emisión sin narración y durante la cual tuvo un “ataque” griego en el chat (algunos seguidores griegos eran muy dados a insultar pero al escribir con los caracteres griegos no podíamos saberlo, pero teníamos a nuestros “confidentes” griegos que nos chivaban y gracias a quienes los íbamos baneando).

Después de estas emisiones de Tele Rafaldo, a mediados de agosto, llegó la sorpresa: recibí una llamada de una televisión a punto de ponerse en marcha: “Marca TV”, para hacer un casting de narrador para los partidos del mundial de Turquía y fue gracias a ello que tuve oportunidad de narrar con el gran Juan Antonio Corbalán el partido entre Irán-Brasil.

Después de todo aquello, el tema de la narración de partidos de baloncesto se enfrió un poco, faltaba motivación y comencé a colaborar y trabajar en otros proyectos haciendo un programa diario de deportes en la emisora de EsRadio, así como narrando partidos de fútbol del Sevilla y más habitualmente del Betis. La narración de baloncesto quedó para temas puntuales como fue la de un partido del NBA2k12 para el canal de YouTube del amigo Crisvale.

La gente me ha preguntado muchas veces por qué no vuelve Radio Rafaldo, pero creo que como en todo, son etapas de la vida con un principio y un final. En YouTube quedaron muchos de esos recuerdos en videos, narraciones… y por la red sigue andando el blog de Radio Rafaldo con fotos de nuestros viajes y aventuras.